Home»Blog»“Mamá, yo quiero ser ‘pintorera’ como Picasso”

“Mamá, yo quiero ser ‘pintorera’ como Picasso”

Si Mara Turing existiera en el mundo del arte tengo claro que sería muy parecida a Gema Moreno. La ilustradora que ha dado forma y textura a los dibujos de Mara Turing y el Despertar de los Hackers es una chica española que vive en Londres, y a la que he tenido la suerte de conocer por mediación de su madre, Maca, una buena amiga a la que conocí en un foro de Michael Jackson hace algún tiempo.

Paseando con Maca por Londres, hace algo más de un año, me contó muchas cosas de su hija. Estábamos en la juguetería Hamleys cuando me enseñó algunos de los diseños y pinturas de Gema. Ya había visto algo de su trabajo gracias a Facebook, pero aquella conversación me dejó el run run de fondo en la cabeza.

Un año y medio después, a mediados de agosto de 2018, mientras le daba vueltas al interior del libro y pulía la trama, me vino a la mente todo esto. ¡Vi la luz! Entonces le escribí el siguiente mensaje a Maca:

Conversación (no tan) privada con Maca por WhatsApp a mediados de agosto de 2018
Conversación (no tan) privada con Maca por WhatsApp a mediados de agosto de 2018

Me comentó que sí, y que acababa de terminar una portada de un libro. Como ese día andaba un poco liada (Maca es una gran profesional del mundo de la cocina y la restauración) tardó en darme el contacto de Gema unas veinticuatro horas: “Te paso el número de mi hija y habláis entre los dos. Está encantada”.

¡Bien! Todo fue rápido a partir de ahí. Le pasé el texto, le expliqué lo que quería y el poco tiempo que teníamos para hacerlo todo.

No fue un problema para ella, a pesar de que Gema está mucho más atareada de lo que es habitual en una chica de 18 años. Estudia en una escuela de arte, trabaja… e ilustra mi libro por las noches, entre otras cosas propia de su edad.

Cuando me mandó los primeros bocetos quedé encantado. Entonces creí que tanto ella como Anna G. Sola (la ilustradora que ha creado las figuras de portada) merecían un artículo en este blog.

Para empezar, es probable que a Gema no le guste (especialmente) que le esté dedicando aquí estos halagos. Ella se considera talentosa, sí, pero cree más en el esfuerzo diario, el ensayo y error, y en una actitud: no conformarse. Y me parece bien. En una sociedad donde las personas se están acostumbrando a exponer hasta el mínimo detalle insignificante de sus vidas en busca de la aprobación de extraños, la actitud de Gema supone una raya en el agua.

Y es que, en realidad, es mucho más gratificante cuando son otros quienes dicen cosas buenas sobre ti. ¡Bravo, Gema!

Maca me contaba detalles muy divertidos de la infancia de su hija: cómo veían juntas vídeos de Michael Jackson, cómo pasaron ciertos momentos difíciles para ambas y cómo un día, viendo pinturas de Picasso en el ordenador, ella le dijo: “Mamá, yo quiero ser ‘pintorera’ como Picasso”.

Fue entonces, cuando ella era muy pequeñita, cuando comenzó a pasar horas y horas viendo cuadros de artistas famosos por Internet. Lo normal en chicas de su edad era ver dibujos animados; ella prefería animarlos en su cabeza y analizar cómo estaban hechos. Probablemente, ese hábito de observación y análisis es lo que la llevó a desarrollar su propio arte de una forma maravillosa.

Poco después de haber mostrado su inclinación especial por la creación gráfica y la pintura, Maca la apuntó a unas clases de arte en una tienda de Linares, donde el dueño (licenciado en Bellas Artes) impartía sesiones para aprender a pintar.

“Desde entonces no ha parado de dibujar”, me decía Maca.

Por supuesto que tiene hobbies. Le encanta visitar museos y la música clásica, pero también el pop de los 80s y 90s o el Kpop, ahora tan popular. ¿Su primer gran concierto? De los Rolling Stones.

En Londres tiene un hábitat fabuloso para dedicarse al arte. Puede que sea la ciudad con mayor actividad en Europa en este ámbito, aunque eso no quita que Gema sea una apasionada del mundo asiático y tenga en mente irse allí un tiempo.

Mañana recibiré los dibujos finales, aunque ya he visto los bocetos y estoy muy satisfecho. Sin duda, su abuelo tenía mucha razón. El padre de Maca siempre le decía que Gema tenía “algo especial” y que solo necesitaba tiempo. Viendo la vida que lleva su nieta en la actualidad, no solo estaría orgulloso, sino que también entendería que ella es capaz de estirar ese tiempo al máximo para hacer posible lo imposible.

Muchas gracias, Gema.

One thought on ““Mamá, yo quiero ser ‘pintorera’ como Picasso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×