Home»Blog»Anna G. Sola: “Para crear a Mara me inspiré en Cristina, una de mis mejores amigas”

Anna G. Sola: “Para crear a Mara me inspiré en Cristina, una de mis mejores amigas”

El día que descubrí a Anna G. Sola ella estaba denunciando en Twitter una injusticia. Alguien le había pedido trabajar gratis, básicamente, y lo había enmascarado como una oportunidad. La solidaridad que, de vez en cuando, aparece en esa red social —en forma de retuits— me sirvió para descubrirla gracias al eco que tuvo su queja. Paradojas del destino, la falta de escrúpulos de ese desalmado me dio la oportunidad de profundizar en su trabajo y…¡eureka!

Algo en mi cabeza me decía que Anna tenía lo necesario para crear a Mara Turing. Estuve echando un vistazo a sus dibujos y me pareció que había en ellos una frescura y ese “algo” que me decía que nuestra relación escritor-ilustradora podía funcionar.

Ella misma lo deja claro: “Definir mi arte en un estilo concreto siempre me ha costado ya que suelo ir cambiando según mis intereses y los acontecimientos personales. Siempre me ha gustado experimentar con el anime, el cómic y la ilustración detallada”.

Experimentar” es una palabra que me encanta. En ella está basada gran parte de mi vida profesional.

Le escribí lo siguiente vía mensaje privado:

Captura de pantalla del mensaje privado con Anna G. Sola
Mensaje Privado a @HannonSanDark (16 de septiembre de 2017)

Contestó muy amablemente y quedamos en volver a hablar. Por si acaso, había especificado aquello de “pagando yo, por supuesto” 🙂

Al mes le envié lo que me había solicitado y comenzamos a trabajar.

“Al no tener estilo fijo, me es infinitamente más fácil adaptarme a lo que me piden. Para Mara y sus amigos me solicitaron un estilo mas cartoon que el que usaba en aquél entonces. Intenté trazar los diseños sin perder esa esencia aniñada que requerían, pero que fueran adecuados para el libro y los personajes”, afirma Anna.

Pronto empezamos a cruzar bocetos. Desde los inicios me enamoré de la pequeña Mara… tan pequeña que hubo que “envejecerla” un poquito en la fase final del libro. Pero eso fue fallo mío, ya que Anna había cumplido perfectamente con todo lo que se le había pedido. La imagen principal que ilustra este artículo es, precisamente, la que corresponde a la apariencia que tuvieron los protagonistas en la fase inicial. Me pareció mal que ese dibujo, tan bonito, quedara oculto. Bajo estas líneas, el primer boceto que recibí. Reconozco que fue amor a primera vista… ¡y eso que aún no la había visto crecer!

Uno de los primeros dibujos, en bruto. Mara Turing era demasiado niña para la edad que tiene realmente en libro
Uno de los primeros dibujos, en bruto. Mara Turing era demasiado niña para la edad que tiene realmente en libro (ilustración: Anna G. Sola)

Cristina, la inspiración

La génesis de la protagonista como personaje ilustrado tiene su origen en una amiga de Anna: “Para Mara me inspiré en una de mis mejores amigas llamada Cristina, tienen casi la misma edad y personalidad (de ahí la inspiración)”. Tal y como habíamos acordado en las conversaciones previas, Mara debía ser una chica con una estética informal y eso derivó también en la elección de los colores que acabarían por definir su indumentaria. “Los colores que elegimos para la paleta de Mara van muy acordes con el diseño desenfadado de la ropa”, añade Anna.

Con Noa y Daniel se repitió el proceso. “Tenía claro que uno de ellos sería de piel más oscura que Mara, apostando por la diversidad de personajes. Intenté que las paletas de colores quedasen en armonía entre ellos y así fue”, comenta la ilustradora sobre las tonalidades que definen a los amigos inseparables de la joven protagonista.

Aspecto final de la ilustración de portada antes de darle color.
Aspecto final de la ilustración de portada antes de darle color (ilustración: Anna G. Sola)

Sobre el balance general del trabajo, Anna asegura que le gustó trabajar los tres personajes, “ya que a pesar de tener muchas similitudes entre ellos también tienen cosas características que hacen que se vean muy diferentes los unos de los otros […] Sin duda, fue un gusto y un placer contribuir a hacer realidad el libro“, concluye Anna.

Personalmente estoy encantado con el look final de Mara y sus amigos. Creo que Anna encontró la imagen perfecta para los personajes y, lo más importante: cuando uno avanza leyendo el libro puede insertar sus imágenes en cada una de las escenas sin que chirríen en absoluto. Al contrario, Mara, Noa y Daniel quedan perfectamente definidos en el garaje de Arnold, paseando por Nueva York o en el aula de su instituto en Liverpool.

Si esto es así es, en gran parte, gracias al trabajo de Anna, con quien espero contar en las próximas aventuras y, por supuesto, en el resto de elementos que conformarán el universo de Mara Turing.

2 thoughts on “Anna G. Sola: “Para crear a Mara me inspiré en Cristina, una de mis mejores amigas”

  1. Anna G. Sola, no me ha podido gustar más como ha sido el proceso, y tus “conversaciones” con Javi, tengo que decir que yo también he sentido amor a primera vista. ¡¡¡Enhorabuena!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×